Museo
A través de adquisiciones , donaciones , intercambios y recuperaciones realizadas a lo largo de años, Gallex ha conseguido reunir una colección muy importante de extintores y piezas para la lucha contra incendios desde el origen de estos equipos hasta nuestros días, llegando a ser la colección más importante de España , con más de 400 piezas inventariadas; colaboramos con otras colecciones públicas y privadas e intercambiamos piezas; también disponemos de una amplísima colección de catálogos de equipos contra incendios, muy valiosa debido a su antigüedad y a su perfecto estado de conservación; dichos catálogos se podrán ir descargando en alta resolución a medida que los vayamos colgando en nuestra página web para el deleite de nuestros clientes y visitantes. Al pie de esta página se indica como descargarlos.

A través de esta colección puede apreciarse la evolución de la inventiva humana y la precariedad de los primeros equipos que se utilizaban en la lucha contra incendios, una curiosa evolución en la que se aprecia el ingenio y la habilidad de los pioneros dedicados a la fabricación de estos equipos, construidos de forma artesanal y pieza a pieza, sin importar el tiempo dedicado en su construcción, siendo ésta más una obra de arte que una herramienta destinada al uso industrial para el cual estaba ideada.

Cubo usado por los bomberos hispanos, siglo II
Botellón de vidrio "matafuegos" (1860)
Extintor de espuma (1894)
Extintor de espuma (1910)
Extintor de espuma (1925)
Extintor de espuma (1930)
Extintor de espuma (1940)

Capitan William George Manby



HISTORIA DEL EXTINTOR

El primer extintor de incendios fue patentado en Inglaterra en 1723 por Ambrosio Godfrey, un célebre químico .Se trataba de un barril de extinción de incendios que contenía un líquido extintor que actuaba con la explosión de una cámara de estaño que contenía pólvora, la dispersión y atomización del líquido provocaba la extinción del incendio el periódico inglés “Bradley Messenger “en su edición del día 7 de noviembre de 1729 habla de su eficacia a la hora de extinguir un incendio en Londres.

El extintor de incendios moderno fue un invento de William George Manby un capitán al que se le ocurrió crear un instrumento que apagase el fuego con una mayor efectividad al observar la incapacidad de un grupo de bomberos de Edimburgo para alcanzar los pisos superiores de un edificio en llamas.

El primer extintor estaba formado por cuatro cilindros metálicos de los que tres de ellos estaban llenos de agua hasta la mitad y en el cuarto aire comprimido. En la parte superior del cilindro había una pequeña manguera y una válvula. Cuando se accionaba la válvula el aire a presión salía del cilindro metálico arrastrando el agua con él y apagando así el fuego. Fue patentado en el Reino Unido en 1818. Este dispositivo fue modificado en 1905 cuando se sustituyó el agua por bicarbonato sódico .En 1866 el francés Francois Charlie patento un extintor que consistía en una disolución de agua con bicarbonato de sodio que reaccionaba con el acido tartárico produciendo CO2 que era el gas impulsor. En 1881 fue patentado en EE.UU. por Almon M.Granger un extintor que utilizaba la reacción química entre una disolución de bicarbonato sódico y agua que era la base y el acido que era el acido sulfúrico, el CO2 producido impulsaba la mezcla por la boquilla del extintor. Había dos maneras .para efectuar la mezcla del acido y la base: Uno utilizaba un embolo para romper el frasco que contenía el acido que normalmente era de cristal o de plomo, y el otro consistía en tapar el frasco contenedor de acido con un tapón de plomo que al invertir el extintor para proceder a su utilización caía por la gravedad dentro del extintor liberando el acido e iniciándose la reacción química.

El extintor de espuma química fue inventado en 1905 por el ruso Alexander Laurant el funcionamiento es parecido al anterior, el tanque principal contiene una solución de agua extracto de regaliz en polvo y bicarbonato de sodio. El cilindro de metal o plástico está cargado con un litro y medio de una solución al 13 % de sulfato de aluminio tapando el cilindro con una tapa de plomo cuando se dispara el extracto de regaliz lo que hace es atrapar el gas CO2 y hacer burbujas descargándose en el fuego una gruesa espuma de un color blanco marronoso.

En 1910 la empresa Pyrene de Delaware patentó un extintor de tetra cloruro de carbono.

Este producto se gasifica al salir del extintor mezclándose con el oxígeno, e impidiendo que este reaccione con el combustible, apagando el fuego por la rotura de la reacción en cadena. En 1911 se patentó un pequeño extintor portátil que utilizaba este mismo producto, este estaba fabricado en latón con una bomba de pistón manual integrada que se utilizaba para bombear el producto hacia el fuego. Había de varias capacidades (1,1L) 1 cuarto imperial (0,6L) 1 pinta imperial (9L) 2 galones imperiales, su recarga era muy simple a través de un tapón de llenado .Una variedad de este extintor es la granada antifuego, consistía en una botella de cristal llena al principio de agua salada, y más tarde de tetra cloruro de carbono, era adecuado para extinguir fuegos eléctricos y de líquidos inflamables. El tetra cloruro de carbono fue popular en los vehículos de motor hasta finales de 1959 que fue retirado a causa de su toxicidad , la exposición a altas concentraciones producía daños en el sistema nervioso y órganos internos, mas tarde se usaron el clorobromometano líquido , que era menos tóxico ,y el bromuro de metilo que fue descubierto por 1920 ampliamente utilizado en Europa , es un gas envasado a baja presión y que extingue el fuego por la rotura de la reacción en cadena , se utiliza hasta 1960 siendo retirado por la toxicidad de los subproductos en la reacción de extinción, pudiendo llegar a causar la muerte en espacios confinados .Este agente extintor fue sustituido por el halón en las proximidades de 1970 vino a Europa desde EE.UU. donde se estaba utilizando desde 1950 este producto se había desarrollado por la empresa Dupont y el ejercito de EE.UU, tanto el halón 1211 como el 1301 extinguían por la rotura de la reacción en cadena, y en el caso del halón 1211 por el enfriamiento en los fuegos de combustibles. Este agente extintor estuvo en uso hasta finales del 2003 fecha tope para su retirada para el uso en extintores e instalaciones de extinción, ya que este agente extintor era perjudicial y quedo afectado por el protocolo de Montreal en 1987 relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, siendo este el inicio del declive de este agente extintor.

Los extintores de dióxido de carbono (CO2) se inventaron en EE.UU. por la compañía Walter Kidde en 1924 para responder a la solicitud de Bell Telephone para encontrar un agente extintor que no fuera conductor de corriente eléctrica para extinguir fuegos en las centralitas telefónicas. Se trataba de un cilindro alargado de metal con una válvula de volante de bronce ,el conjunto de manguera y lanza difusora estaban protegidos térmicamente para evitar posibles quemaduras al operador producidas por el frio que se produce cuando se expande el CO2 comprimido en el extintor ya que sale a -79 ºC , la manguera estaba trenzada con tejido de algodón y la lanza tenía la boquilla difusora y un tubo aislante que normalmente era de cartón que concentraba el chorro difusor y lo proyectaba hacia el fuego.

En 1928 , la empresa Dugas ( más tarde adquirida por Ansul) patentó un extintor de polvo químico cargado con bicarbonato sódico especialmente tratado con productos químicos para conseguir fluidez y repelencia a la humedad accionado por un botellón de presión auxiliar de CO2 , se trataba de un cilindro de cobre con un cartucho interior de CO2,para dispararlo se abría una válvula de volante en la parte superior que percutaba el cartucho de gas y apretando una pistola en el extremo de la manguera se producía la descarga del agente extintor. Había nacido el primer extintor polivalente, de todas maneras su gran auge lo tuvo a partir de 1950 cuando se empezaron a comercializar extintores cargados con este agente extintor de un tamaño más reducido que los que se utilizaban para las fabricas, para uso domestico, naciendo así el extintor portátil de polvo químico seco, este nuevo extintor vino a Europa con el modelo Super-K que se inventó a principios de los años 60.

Extintor de polvo 5Kg. Presión adosada (1949)
Extintor de polvo 5Kg. Presión adosada (1950)
Extintor de polvo 9Kg. Presión adosada (1958)
Extintor de polvo 5Kg. Presión adosada (1960)
Extintor de polvo 9Kg. Presión incorporada (1964)
Extintor de polvo 12Kg. Presión incorporada (1972)
 
El rincón del coleccionista
Aquí podrás descargar 1 foto de alta definición, hay miles de fotos distintas! Entra y bajate la actual.
 

GALLEX PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS Copyright © 2010 - 2014 NOTA LEGAL Creado por BruixaTech